domingo, 11 de mayo de 2008

Un milagro en medio de la tragedia

Mientras su madre moría, el pequeño, que al parecer, aún no tiene nombre, nacía de las entrañas de su progenitora.

Leéis Johann fue asesinada a balazos por su marido, que luego se suicidó. Todo ocurrió en Pedernales, un lejano pueblo al Sur de la República Dominicana.

Cuando los médicos llegaron a la escena del crimen, se dieron cuenta que la mujer tenía 38 semanas de gestación al momento de ser asesinada. Fue así, que decidieron con valentía extraer la criaturita, que hoy según reporta el periódico “El Caribe”, está en buen estado de salud.

La noticia conmocionó a todo Pedernales. Los moradores piensan que lo que ha ocurrido con este bebé es un verdadero milagro en medio de la tragedia. No hay duda de que las manos misericordiosas de Dios estuvieron en todo momento junto a este pequeño bebé, que hoy está solo en el mundo. Ya no tiene padre ni madre, producto de la violencia en que vivimos.

Pero estamos seguros que si Dios permitió que el bebé sobreviviera en estas circunstancias, es porque ya sus designios están marcados. Ojala encuentre un hogar cálido y lleno de amor, con unos padres sustitutos que lo acojan y le brinden todo el amor del mundo.

Para ver más:http://www.listindiario.com.do/app/article.aspx?id=58372

http://www.elcaribecdn.com/articulo_multimedios.aspx?id=166827&guid=BA0A63F09DC64847869A553AB9B7ABCD&Seccion=63

2 comentarios:

lagitti dijo...

Leí esta mañana que está siendo amamntado por una cuñada de la madre. Hermoso.

Sara dijo...

Judith, hermosa historia. Permiteme añadir a tu último párrafo "Ojala encuentre un hogar cálido y lleno de amor, con unos padres sustitutos que lo acojan y le brinden todo el amor del mundo -y de no ser así, él mismo tenga la conciencia de forjar día a día un futuro brillante por sí mismo -.

P.D.: Te encontré en la blogósfera y me ha dado mucho gusto.