miércoles, 24 de junio de 2009

Niños meritorios que vencen la pobreza

Ellos son niños de origen muy humilde, hijos de una madre soltera. Son muy pobres, pero la pobreza no ha sido obstáculo para que luchen por superarse. Contrario a otros niños y niñas de sus edades, que lo han tenido todo, estos hermanitos han salvado los obstáculos que se les han presentado en el camino sin tener nada: muchas veces, sin lápices, ni libros ni cuadernos, solo con el coraje de vencer la pobreza, han tenido que batallar para poder hacer sus tareas cotidianas. Son muy pocas las madres que tienen la dicha de tener tres hijos meritorios en un solo hogar. Arianny Stepahnie, de siete años tiene todos sus titulos y reconocimientos guardados con recelo en una cajita de zapato. "Los tiene guardados como un gran tesoro junto a una ropa que le regalaron en la escuela", dice Josefina Garcia, una profesora de Atlanta Georgia que ha compartido con esta familia. Han sido criados como pobres, y por eso hoy son ricos: tienen la fuerza para vencer las tempestades, el coraje para caerle a palos a la maldita pobreza que les impide avanzar no tanto como quisieran. "Hay que sufrir para salir adelante...tener fé y esperanza en el porvenir", dice Herminia Altagracia Jumelles Vargas, de 28 años que trabaja como empleada doméstica. "Entre mi hermano, mis padres y yo, todos cooperamos para que los niños sean ejemplares en la escuela y en la casa", afirma. Una cuñada de Herminia, le ayuda con la clase de las niñas. Asi todos van siendo ejemplos para los otros: Marianny, por ejemplo, le da clases a su hermanito con un libro Nacho en la mano. "Todos los que me ayudan yo les pido a Dios que me les dé salud", dice Herminia. Esta madre se desvela por sus cuatro hijos. Los ayuda a estudiar y la más grande ayuda también a los más pequeños a estudiar. Arianny , la más pequeña de las hembras ya le da clases a su hermanito de cuatro años, que ahora va a la escuela. Una monjita está haciendo diligencias para que la hija mayor de Herminia reciba clases de piano. El varón, Aridio Jose, tambien recibira clases extra curricular. Los Jumelles, oriundos de Santiago Rodríguez son dignos de ejemplo. Aridio José, de 10, ya está en sexto grado; Rafelina Altagracia de 14; está en segundo bachillerato y Arianny Sthefani de siete, pasó a segundo de nivel básico. Herminia, necesita la ayuda para seguir manteniendo a sus hijos. Para el inicio del año escolar ella necesita dinero para comprar los útiles escolares de los infantes. Para colmo,la humilde casita donde viven tendrán que entregarla muy pronto porque es prestada, por lo que la madre requiere la compra de un solar para construir su casita donde vivir dignamente junto a sus cuatro retoños. Ojala alguna institucion del Estado pueda hacerse cargo de sus necesidades, para que estos niños de brillante futuro puedan trillar su camino sin tantos obstaculos. Para cualquier ayuda o informacion puede llamar al 829= 394=4885

4 comentarios:

liriano dijo...

Arianny , la más pequeña de las hembras ya le da clases a su hermanito de cuatro años, que ahora va a la universidad

Como que el niño de 4 años va a la universidad... me luce que hay un error...

Eso se llama superación en equipo!!!

Judith Leclerc dijo...

Graciasss Liriano....se me chispotió lo de universidad por escribir escuela jajjajajajaj ¿será el calor? jaja

juan,miami dijo...

ojala el gobierno o alguna empresa ayude a contruir un vivienda decente para esta familia ,que es un ejemplo de dedicacion y un bien ejemplo para la familias dominicanas.....que dios los dendiga

Judith Leclerc dijo...

El periódico El Nacional se hizo eco de esta noticia. Un periodista fue a Santiago Rodríguez a hacer esta nota también. Ojalá se pueda ayudar a esta familia